jueves, 31 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

Un Caracas inmejorable despide la década

Invictos, con un envidiado y envidiable record de 3-0, y como líderes solitarios e indiscutibles del round robin es que los Caraquistas le decimos adiós al 2009 y le damos inicio a la nueva década que empieza mañana. “Mejor imposible”, como dice el slogan beisbolero de Meridiano Televisión. No hay en la LVBP equipo con un record igual o superior al del Caracas, y no hay en la fanaticada beisbolera afición más feliz que la nuestra.

¿Y cómo llegamos a esto? Por la solidez del equipo, dirían los amantes del lugar común y la respuesta fácil. Sin embargo, creo que con lo visto en los tres juegos se puede ir un poco más allá y mencionar otros factores: el buen pitcheo y el sentido de la oportunidad.

EL BUEN PITCHEO

Es harto conocida y está archi repetida, mas no por eso la frase deja de tener vigencia: pitcheo es el nombre del juego. Y allí, en el pitcheo, el Caracas se ha destacado. Me encuentro entre quienes pusimos mala cara y vimos con recelo –por no decir espanto- la decisión de la directiva del Caracas de no escoger ningún pitcher en la ronda de sustituciones. Y yo pecador me confieso haber desconfiado de la rotación “yankeesada” –con el perdón de la RAE- de 3 abridores propuesta por Hudgens. Sin embargo, las cosas han salido bien.

En el juego contra Tiburones vimos a un Joulis Chacín que fue de menos a más: empezó tambaleante –otorgó 2 boletos en el 1ro- y poco a poco fue enderezando el brazo –sacó el 5to y el 6to por la vía del 1,2,3- para completar 6 inings de labor en los que permitió igual número de hits, 2 carreras limpias, otorgó 3 boletos y propinó 3 ponches. Luego, los brazos de Gabino y Morales, a razón de 1 ining c/u, se encargarían de seguir el ejemplo de Jhoulis dio, y guillotinarían finamente a sus oponentes sin permitirles siquiera un hit. En total fueron 4 los inings sacados continuamente por la llamada vía rápida. Y si no fueron 5 fue porque Wilfredo Romero abrió el 9no con un sencillo al center, que de poco serviría ya que con par de ponches y un fly, Juan Carlos Gutierrez pondría el cerrojo.

En el siguiente juego, nuevamente logramos tener a nuestro abridor en la lomita por espacio de 6 inings. En ese período, Armando Galarraga permitió 6 hits, le anotaron 3 carreras limpias, regaló 1 boleto, ponchó a 2 y logró sacar el 2do, 4to y 5to ining por la vía del 1-2-3. Salió en el 7mo, pero Robert Pérez lo recibió con un infield hit y Hudgens lo sacó. Victor Gárate fue usado luego para lanzarle a Langaine, al que obligo a dar un rolling con el que hicieron out a Pérez. Después vimos a un Henry Rodríguez que deslució bastante: con wild llevó a Langaine a 2da y con un boleto a Henry Blanco a 1ra. Ese entuerto lo deshizo Armando Gabino, quien lució como todo un apaga fuegos ya que en ese ining obligó a Bergolla a dar un fly y a Torres un rolling; y en el siguiente, luego de recibir con un out un doble de Frank Díaz, sacó el cero nuevamente retirando a Tom Evans y René Reyes, 4to y 5to bates de Bravos. Nervios blindados parece tener el Gabino. En el 9no llegó Juan Carlos Gutierrez y colorín colorado obtuvo su primer salvado: Robert Pérez falló con un doble, y Langaine y Blanco fueron ponchados tirándole.

Ya en el último juego la cosa no fue tan color de rosa, debido a que la actuación de Guillermo Moscoso no estuvo a la altura de sus predecesores en la apertura: lanzó 2 inings menos que aquellos -4.0-, le conectaron 1 hit más -7-, permitió la misma cantidad de carreras limpias que Galarraga y una más que Chacín-3-, otorgó 1 boleto y no ponchó a ninguno habiendo tenido chance de sobra -con facilidad llevó a varios bateadores a cuenta de 0-2, pero al parecer nunca encontró el pitcheo con el cual retirarlos-. Hay que decir, además, que sus rivales lo obligaron a trabajar de sobra, ya que al abandonar la lomita tenía más de 80 lanzamientos. Pero a falta de una apertura sólida bueno es el relevo, y Ortegano, Escalona y Morales sacaron los restantes 5 inings permitiendo apenas 1 hit, dando 3 boletos y ponchando a 5.

En líneas generales el pitcheo del Caracas ha sido bueno; y en líneas particulares, el relevo del Caracas ha estado intraficable: en 11 inings apenas 3 hits y ninguna carrera. “¡Casi perfecto!” dijo @ignacioserrano al referirse a esto, que sin duda es el pilar fundamental sobre el que se ha comenzado a erigir el camino a la clasificación.

LA OPORTUNIDAD: O DE CÓMO CONTRA EL CARACAS, EL QUE SE RESBALA…PIERDE.

Quizás el elemento más particular, curioso y pintoresco de estos tres juegos ha sido la –mala- manera en la que los rivales le han jugado al Caracas. Una (¿des?)afortunada seguidilla de errores y pecados defensivos de los otros equipos ha sido aprovechada óptimamente por los Leones para descontar, empatar, irse arriba e incluso sentenciar juegos de pelota. Imposible saber si es que le juegan con miedo o qué, pero lo cierto es que, guardando las distancias claro está, cual Angelinos contra Yankees en la ALCS 2009, todos los equipos que se han enfrentado al Caracas se han visto erráticos de manera superlativa, y los melenudos frente a ellos han sido impíos e inclementes haciendo que en el pecado lleven la penitencia,  es decir, convirtiendo cada error del oponente en carrera.

Leamos:

CARACAS-LA GUAIRA:

4to ining, parte baja, Castillo en 3ra, Maza en 2da: Kroeger conecta una línea al center con la que anota Castillo, pero a Gregor Blanco se le cae la pelota y Maza, cojeando, anota también, y se empata a 2 el juego.

8vo ining, parte baja, José Celestino en 3ra e Iván Ochoa en 1ra: Belisario da un wild pitch y Ochoa avanza hasta la 2da. Inmediatamente, al siguiente lanzamiento, otro wild pero peor: la pelota pega de la pared, anota José Celestino, la pelota rebota, Bellorín (C) no la puede atrapar, queda entre la lomita y 3ra, y anota también Iván Ochoa, para poner el juego, que estaba 3 a 2, 5 a 2.

CARACAS-BRAVOS I:

3er ining, parte baja, José Castillo en 2da y Jesús Guzmán en 1ra: Villegas lanza un piconazo que se le escapa a Henry Blanco y Castillo avanza a la 3ra y Guzmán a la 2da. Luego, vuelve a suceder lo mismo, otro piconazo más, anota castillo y el juego se pone 3-2.

9no ining, parte baja, bases limpias: En cuenta de 3 y 2, Maldonado conecta un rolling a las manos de Bergolla (2-B), pero a este se le escapa y El Tanque llega seguro a la 1ra. Allí es sustituido por Duarte, quien es movido hasta la 2da con un toque de sacrifico de Iribarren. Una vez allí, Maza, en cuenta 2-2, conecta un machucon al campo corto, Eider Torres (ss) la toma y buscando hacer out a “El Galgo” tira a 3ra, pero lo hace mal y este termina anotando la del seguro y deja el juego 5-3.

CARACAS BRAVOS II:

2do ining, parte baja, bases limpias sin out: En cuenta de 3-1, Wilson Ramos conecta un rolling al short, con el que Olmedo (ss) se enreda y le permite llegar a salvo a la 1ra base. Posteriormente, estando Ramos en 3ra, con las bases llenas y 1 out, un wild pitch de Jesús Silva lo llevaría a pisar el plato y anotar la primera del encuentro.

6to ining, parte baja, Guzman en 3ra, Ramos en 2da, 1 out: José Celestino López da un rolling al short, pero se le va entre las piernas a Olmedo y esto permite que Guzmán anote desde la 3ra, Ramos avance hasta esta y José Celestino llegue safe a 1ra. Un ponche, una carrera y un sencillo después, con López en 3ra y Petitt en 2da un wild pitch de Edgar Martínez permitiría que entrara otra carrera, para prácticamente sentenciar el juego y ponerlo 8-3.

En total 8 carreras anotó el Caracas gracias a los errores de sus oponente. Definitivamente, con estos Leones, el que se resbala…pierde.

EL BATEO OPORTUNO

La ofensiva, a pesar de no mostrarse tan imponente como pudiera llegar a ser, ha respondido con eficacia. En total se contabilizan –tomando como fuente El Universal- 30 hits y 19 carreras. De esos 30, 2 han sido jonrones, 5 han sido dobles y el resto sencillos.

Carlos “El Tanque” Maldonado ha despertado y ha comenzado a parecerse al pelotero de la temporada pasada: lleva 1 jonron, 1 doble, 2 impulsadas y su average está en .333. Y del lado de los refuerzos, pues hasta José Celestino, quien había empezado medio flojo y con el swing retrazado, ya esta dando la talla, ni qué decir de Maza que ayer  se embasó todas las veces que se paró en el plato, o Ramos que la sacó del parque. Y el resto, los mismos de siempre, que de un momento a otro explotan...y ay.

LA PORTADA

De antología y colección la portada de ayer de Meridiano. No sé si estuvo metida la mano de José Visconti o de quien, pero para quien eligió el titular todos los aplausos. 


LA PELEA

Un conato de pelea se presentó en el juego de ayer cuando Edgar Martínez le lanzó un pitcheo pegado a Carlos Maldonado. Hubo intercambio de miradas y de alguna palabra. Henry Blanco le dio un mascotazo en el pecho como para calmarlo y decirle que no era intencional, pero el pitcher continuó diciéndole cosas a Maldonado hasta que finalmente ocurrió lo que tenía que ocurrir: El Tanque, soltando el bate, se fue a la lomita; Martínez se volteó la gorra, Maldonado de cuadró, las bancas se vaciaron, Maldonado le lanzó –mal- a Martínez y este le respondió con un derechazo que estuvo a milímetros de conectárselo. Sin embargo, la pronta actuación de los demás peloteros impidió que la cosa llegara a más y finalmente ambos fueron expulsados.

LA DESPEDIDA


Total, señoooores, que los caraquistas despedimos este 2009 más felices que nunca, orgullosos de nuestro equipo y con altas probabilidades de llegar lejos esta final. Qué así sea. ¡FELIZ 2010! 

sábado, 19 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

¡VACACIONES!

Esta libreta se toma unos días de vacaciones, para así poder regresar con más fuerza y poder escribir las crónicas del que promete ser un buen round robbin para el Caracas...nos leemos dentro de poquito...¡LEOOOOOOOOOOOOOO!

| | 0 comentarios

Lo del Caracas en el 9no no es cuento: ¡Si no la gana, la empata!


Así como hemos comentado anteriormente lo del “curioso caso del 3er out que se pierde contra el Magallanes”, del mismo modo, y con mucho más agrado, nos sale comentar ahora el del temible 9no ining del Caracas, con el que, además, nos podremos al día con los juegos que por la dinámica de las obligaciones decembrinas no hemos podido comentar.

La situación es como sigue: Llega el 9no, no estamos ganando, y de repente, ay, y de repente…pasa de todo. Porque, eso sí, hasta para remontar somos originales y no repetimos fórmula: jonrón solitario, jonrón a bases llenas, fly de sacrificio, wild pitch, vale todo. Nos hemos convertido en el terror de los cerradores, quienes se montan en la lomita con la incertidumbre de si podrán o no cumplir su labor. Y acá tampoco hay nombres que valgan: desde Francisco Rodríguez, con todo y su record de salvados en las mayores, hasta Lester Oliveros. Ninguno se salva.

La epopeya en prosa del resto de esos épicos capítulos que comenzaron con un grand slam de Melian ante el Kid Rodríguez es la siguiente:

Caracas-Zulia: Heath “el bigote que lanza” Totten, tal y como lo llamó en la transmisión del juego el siempre ingenioso Reyes Medina, estaba lanzando un juegazo. Llevaba 8 inings completos y sólo había permitido 4 hits y 2 carreras limpias. Era la estrella del juego. Y por eso Eduardo Pérez lo sacó en el 9no ining, pa´que completara la hazaña, digo, el juego. Pero no pudo: Marwin Maravilla González –¡otro invento de Reyes!- lo recibió con un tremendo doble que pegó de la pared y hasta sonó. La de irse arriba llegó a 2da sin out. En el plato se paró Ivan Ochoa y entre que se cuadraba y descuadraba para el toque, le terminó por salir uno cerca de Totten, que cogió la bola y tiró desviado a 1ra. Todos quietos. Las esquinas llenas. Totten “cariacontecido”. Cambio de pitcher. Marco Carvajal en la lomita. Guzmán al bate. El cuadro jugando adentro para buscar el out en la goma. Primer pitcheo, strike. Segundo pitcheo, strike también. Tercero, bola alta. Cuarto, fly. Pero largo. Lo capturaron. Marwin pisó, corrió y se barrió. Llegó quieto. Y el Caracas dejó en el terreno, en la que era la tarde del bigote, a las Águilas del Zulia.

Caracas-Caribes: Parte baja del 9no, empate a 3. Pedro Rodríguez se monta en la lomita por Caribes de Anzoátegui y Cristian Giménez espera en el home sus envíos. Duelo de novatos en el que sale vencedor el pitcher de la tribu cuando el nobel catcher del Caracas levanta un fly en foult. 1 out. En el plato el derecho Rusty Ryal, para un desafío de diestros. Vuelve a ganar Rodríguez cuando con 2 strikes el importado abanica un pitcheo bajo e inesperado. 2 outs. Josh Kroeger, bautizado por Reyes Medina en la 2008-2009 como “La Pesadilla de los pitchers”, se para a defender el honor caraquista. Derecho contra zurdo. El cerrador de Caribes se prepara en la lomita para el primer pitcheo, inicia sus movimientos, yyyy…la pelota dijo adiós: Kroeger la sacó por el right field y puso el juego 4-3, score con el cual, gracias a la labor de Juan Carlos Gutierrez  -sacó la alta del 9no por la vía del 1,2,3-, finalizaría el juego de pelota.

Caracas-Caribes II: Decir que había tención era mentir. Se trataba de un juego más en el que no nos estábamos jugando la clasificación, ni el honor ante alguno de nuestros rivales. Claro que perder contra Caribes, el peor de todos los equipos, no era algo que nos agradara mucho. Molestaba, pero no dolía. En el 9no, el juego estaba 6 a 3 a favor de ellos, y se presentaba nuestra última oportunidad, que, de más está decirlo, no desaprovechamos. El de Lester Oliveros era el brazo en el que Anzoátegui depositaba todas sus esperanzas de poner un cero en la casilla 9 del box score. Y en los bates de Marwin González, Iván Ochoa y Jesús Guzmán, en los que se depositaban las nuestras de que así no fuera. Siempre oportuno, Marwin González abrió el ining con un hit. Luego, vendetta con saña contra el equipo que lo cambió, el ex caribeño Iván Ochoa dio un sencillo por el left para llenar 1ra y 2da. Pacientes, imponentes y dominantes, Guzmán y Melian obtuvieron seguidamente un par de boletos con el que se llenaron las bases y entró una carrera. Con la autopista trancada y sin outs, César Giménez conectó un sencillo por el center para que entrara la de ponerse a una. Trajeron, entonces, a Alex Herrera, el último pitcher en la rotación de Caribes, para que detuviera la hemorragia de carreras. Pero cual anticoagulante lo que hizo fue aumentarla: con un wild pitch empató el juego. Luego sacó la casta y obligó a Gammel y a Maldonado a dar par de elevados cortos –al short y a la tercera, respectivamente- y ponchó a Kroeger; pero el Caracas lo había hecho de nuevo: remontar en el 9no para seguir con vida. Posteriormente, en el 12vo, masacrarían a Herrera con 5 carreras para ganar el juego 11-6.

domingo, 13 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

El turno soñado de Jackson Melian

(Instante en el que Jackson Melian corría las bases luego de conectar un soberbio grand slam. Cortesía de Meridiano)

LEONES 6-TIBURONES 3


No creo que haya en la tierra pelotero que de niño –y de grande- no haya soñado con estar parado en el plato en un turno decisivo y dar el batazo preciso con el cual sentenciar el juego y convertirse en héroe del partido. Pues bien, ayer a Jakcson Melian se le hizo realidad. Perdiendo el Caracas ante La Guaira 2 a 3, en la baja del noveno ining dio el batazo oportuno. Pero, ojo, no cualquier clase de batazo, no: un jonrón. Y no cualquier clase de jonrón, no: un grand slam. Y no ante cualquier cerrador, no: ante Francisco “el Kid” Rodríguez. Y no en cualquier estadio, no: en El Universitario. Y no como visitante, no: como home club. La utopía hecha realidad.

El ining lo abrió Raúl “Sansón” Padrón, quien le dio duro al tercer cambio seguido que le lanzó el Kid y mandó la pelota a terrenos del right para ubicarse en 1ra, donde fue sustituido por Quintero como corredor emergente. Después, vino “El Inca” Mario Lissón, quien fue recibido con tres bolas seguidas, luego un strike y a continuación la cuarta mala que lo llevó derechito a 1ra. Subero salió del dogout a hablar con el Kid y a ordenar el cuadro para el más que cantado toque de bola de Rusty Ryal. Vano, pero muy vano esfuerzo: cuando Ryal tocó, el Kid fue a buscar la bola y se le cayó dos veces, por lo que todos llegaron quietos. Bases llenas sin out para Melian. El Kid lo recibió con una bola alta, y luego dos sliders con las que lo puso en 1-2. Creyó que repitiendo la dosis de slider se libraría de él, pero craso error: Melián no le perdonó la tercera, estiró los brazos y la botó por allá bien lejos a mitad de gradas del left.

Esta vez el Kid no lanzó besos al aire. Esta vez tampoco hizo el gesto del hacha. Esta vez se tuvo que regresar calladito y cabizbajo al dogout, mientras Melian corría las bases en un Universitario que de pie lo aplaudía, lo aclamaba, lo celebraba y después lo reclamaba y le pedía que saliera nuevamente al terreno. Melian fue el héroe, Melián se apellidó el muchacho de la película de ayer, Melián protagonizó el sueño dorado de todo niño con ansias de pelotero, y Melián les devolvió a los Tiburones el grandslam de Romero. ¿Cuál hizo más daño y dolió más? ¡Ahora, sardina, tócame la samba!


LA ÑAPA
:

“El Kid”, “el Kid”, “el Kid”, fue lo que se gritó en El Universitario apenas Melian sonó el grand slam.

Según reporte de @beisbolvenezolano, con este grand slam, el 5to de su carrera, Jakson Melian empata el record de la LVBP.

Armando Galarraga debutó ayer como abridor con el Caracas. Lanzó 3 inings completos, permitió 3 hits, 1 carrera sucia, dio 1 boleto y ponchó a 5. Según declaraciones de Hudgens recogidas por Líder: “Su recta se vio muy viva

Contrario a lo que se esperaba, el recientemente cambiado Victor Zambrano lución en su primera apertura con La Guaira: 5 inings, apenas 2 hits, ninguna carrera, ningún boleto y 5 ponches.

Mala tarde para José Castillo y Josh Kroeger. El primero se fue de 3-0 con 2 ponches y 1 boleto; y el segundo de 4-0 con 3 ponches.

Antes del grand slam, Rusty Ryal  se había echado el equipo al hombro: Con un jonrón solitario trajo la primera carrera, y luego impulsó a Lissón para la segunda rayita.


LA POLÉMICA

LOS LANZAMIENTOS DEL KID: “Eso no lo hace en grandes ligas” fue lo que dijo Ivan Medina, comentarista del circuito del Caracas, cuando Raúl Padrón le conectó, entre 1ra y 2da, el tercer cambio seguido que le lanzaba. Y la verdad resultó extraña, aparte de inefectiva, esa fórmula de Rodríguez de lanzar 3 pitcheos iguales y seguidos. A Padrón 3 cambios y a Melian 3 sliders. Las dos primeras fueron strikes, las terceras no fueron perdonadas por ninguno de los bateadores.


EL TWEET

Jackson Melian con un swing hizo 2 cosas q no habían pasado en toda la tmporada como home club, dio un grand slam y los djamos en el terreno” @ferescalona13


LA FRASE

Me va a tocar el turno importante a míJackson Melian, en el dogout del Caracas, antes de dar el grandslam, según publicó Líder

LA PORTADA

Así abre Meridiano su edición de hoy:


Y así lo reseña en primera, la edición dominical de El Universal


LAS FOTOS

El recibimiento de Melian. Todas tomadas de la web del diario Líder.


LA TWITTERNARRACIÓN

Así vivimos/narramos/vimos el último ining por twitter: 

¡TOOOOOMA!: Raúl Padrón le da duro al 3er cambio seguido del Kid, y se llega a la 1ra sin out. Viene Lissón #Leones #Caraquista

¡BOLETOOOOOOOOOO!: El Kid le da pasaporte a la 1ra al Inca Lissón. Hombres en 1ra y 2da sin out! #Leones #Caraquista

¡SE TRANCÓ LA AUTOPISTA!: Ryal toca la bola, al Kid se le cae, yyyy yyyy yyyy se llenaron las bases sin out. #Leones #Caraquista

¡DALE JACKSON!: Al bate Jackson Melian. Bases llena sin out. #Leones #Caraquista

¡GRAND SLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAM! #LEONES #CARAQUISTA

¡GRANDE MELIAN!...¡GRANDE EL CARACAS NO JODAAAAA! #LEONES #CARAQUISTA

¡CLASE DE FINAL!....¡CLASE DE BATEADOR!....¡CLASE DE EQUIPO!....¡VIVAN EL CARACAS Y MELIAN, NO JODAAA! #LEONES #CARAQUISTA


LA NARRACIÓN

Así lo escuchó toda Venezuela por el circuito de los Leones del Caracas en la voz de Reyes Medina: "así sea el  Rodríguez". .



sábado, 12 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

¡CLASIFICÓ EL CARACAS, SEÑOOOOOOOORES!


CARACAS 5-LA GUAIRA 4


Siempre en enero”. Ese fue el titular escogido por la producción de El Cerrador para iniciar su emisión de anoche, luego de que los gloriosos Leones del Caracas clasificaran, una vez más, al round robbin. Y todo sucedió en una noche redondita: ante La Guaira, en El Universitario y con transmisión en televisión. ¿Se podía pedir más? Sí, que perdiera el Magallanes. Y el Magallanes perdió, por lo que, además, recuperamos la punta. Fue, sin duda, la noche del Caracas.

En líneas generales el juego estuvo bueno. A diferencia de los otros, esta vez no hubo lluvia de batazos ni diferencias abismales en el box score. Más bien estuvo cerrado, y del 3ro al 8vo empatado a 4. ¿Buena labor del pitcheo? Sí, pero no de todos. Por ejemplo, Franklin Morales, en su debut como abridor, no se vio muy bien que se diga. En apenas 1.1 inings lanzados le dieron 5 hits, le anotaron 3 carreras limpias, otorgó 1 boleto y ponchó a 1. Caso contrario el de Joe Bateman, quien en 3.2 inings sólo permitió 2 hits, 1 carrera –jonrón de Bellorín-, no dio boleto y ponchó a 4, dos de los cuáles eran zurdos, lo cual tiene mérito, ya que como apuntara @ignacioserrano: “[es un] derecho que lanza submarino”; o el de Orber Moreno, quien fue usado como cerrador del equipo y se anotó su primer salvado de la campaña, al obligar a Álvarez y a Osuna a dar rollings por 3ra, y a Bellorín fly por el center.  

Mención aparte merece Darwin Cubillan, quien, sí, sacó el cero y se llevó la victoria del partido, pero todo ello a costa de tenernos a los fanáticos rosario en mano: Embasó a Maxi Ramírez; luego, de muy buena manera, ponchó a Gibbons; a continuación hizo avanzar a Paisano –que entró a correr por Ramírez- a 2da con un wild pitch; le regaló un boleto a Oscar Salazar; y cuando todo parecía perdido obligó a Romero a dar un rolling por 2da que en una excelente combinación Petit-Castillo-Guzmán se convirtió en dobleplay. Miren si estuvo cerca de ser otra cosa.

En cuanto a la ofensiva, aunque Castillo estuvo apagado, a falta de “Hachas” buenos son importados, suplentes y novatos: Rusty Ryal la botó del parque en el 3ro, José Duarte dio un doble y un triple, y Marwin González, en el 9no ining, rompió el empate con una línea por 1ra con la que Quintero –que entró a correr por Padrón- anotó desde 2da.

Al final en El Universitario se vivió la gran celebración de la noche. Todos los peloteros dieron la vuelta olímpica alrededor del cuadro y chocaron sus manos con los fanáticos que aún permanecían en las gradas. Dave Hudgens, entre sorprendido y agradado, sonreía y comentaba que le gustaba que los peloteros celebraran con su público, a diferencia de EEUU donde estos festejos son más en privado. El parque de Los Chaguaramos volvió a sonreír al ver como su glorioso equipo, una vez más, lo honraba con la clasificación al round robbin. Definitivamente, los Leones “siempre en enero”.

LA POLÉMICA

LA EXPULSIÓN DE GUZMAN: Quizás la única mancha en la noche perfecta fue la expulsión de Jesús Guzmán al finalizar el octavo ining. En la parte alta de éste, el principal –se me escapa el nombre ahorita- lo puso en 3 y 2 al cantarle como strike un pitcheo bajo y afuera. Luego, Chucho se poncharía abanicando y reclamaría airadamente –y con razón- ese pitcheo. Bien, cuando el Caracas realiza el dobleplay con el que le pone fin a este ining, Guzmán, de manera inexplicable, se va dónde el principal y le sigue reclamando hasta que, colorín, colorado, del juego es botado. Ni en el circuito, ni en el twitter, ni en ningún sitio hubo quien pudiera entender esta actitud de volver a reclamar cuando ya había pasado medio ining. ¿Ganas de ser expulsado? Eso pareció. Por cierto que al comenzar el 9no no salió nadie del dogout del Caracas y se vivieron algunos minutos de tensión cuando el principal comenzaba a sacar las reglas y a contar el tiempo con un cronómetro. Afortunadamente, en la raya salió Padrón.

LOS TOQUES DE BOLA: "Toquebolero" en exceso, así lució el equipo con los 3 toques que realizaron en el partido. El primero de ellos, y quizás el más desconcertante de todos, tuvo lugar recién empezado el juego, en el primer ining: sin outs en la pizarra, y con Duarte en 2da, Petitt tocó la bola (¿?)  y llegó safe a la 1ra por error del pitcher. Luego, en el 3er ining, con Duarte en 3ra y 1 out, Petitt, nuevamente, volvió a tocar la bola –squeeze play, que llaman- para traer la del empate. Y ya para finalizar, en el 9no ining, con el juego empatado y Quintero en 1ra, Ruggiano –con mucha, muchísima dificultad- tocó la bola de manera exitosa.

Al final las 3 jugadas salieron, sin embargo al verlas bien no se puede sino arrugar la frente. Eso de tocar la bola con el 2do bate, en el primer ining y con hombre en 2da es extrañísimo e innecesario; y el squeeze play para anotar la del empate, bastante riesgoso. En ambas el bateador era Gregorio Petitt, quien desde su regreso ha pasado por un slump. Si ambos toques fueron personales u ordenados no se sabe, pero suponiendo que se debieron precisamente a que Petitt no se había visto bien al bate, ¿no era más fácil bajarlo del lineup, que ponerlo a tocar como 2do bate?

En cuanto al tercer toque, se puede decir que es discutible pero entendible tomando en cuenta cual era la situación, sin embargo, si se considera que quien bateaba era Ruggiano, que no sabe tocar, pues sonaba más lógico dejarlo batear, aunque, y aquí sí se complica la cosa, su record con hombres en base era hasta hace pocos días de 16-0…Al final salieron, que fue lo importante.

EL TWEET

Very big and exciting win for the Leones tonight. Bullpen was outstanding, Orber closed it out in the 9th great job! Happy for the fans” @dmhudgens, manager del Caracas.

LA PORTADA

Dado que Líder sólo monta en su web la portada que hacen a las 10 PM, aquí está la de Meridiano:


LA NARRACIÓN Y LAS ENTREVISTAS

El último out del juego, narrado por Reyes Medina, y las entrevistas a los peloteros hechas por Iván Medina.


miércoles, 9 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

La noche en la que con su guante José Duarte le quitó el zapato al Magallanes

(La celebración del triunfo, cortesía de Meridiano)

Caracas 4-Magallanes 2

Si hay jugadas que valen toda una vida, podríamos decir que la de José Duarte fue una de esas. Los que el left field del Caracas atrapó en el 9no ining fue más que una pelota de spalding. En su guante capturó la posibilidad de que el Magallanes empatara o se fuera arriba en el 9no ining del juego. En sus manos atajó el último dejo de dignidad de nuestro mancillado estadio. Y de allí salió una bocanada de oxígeno puro, que nos puso nuevamente en el primer lugar de la tabla justo cuando comenzábamos a presentar síntomas de asfixia. En esa sensacionalísima y extraordinaria jugada se salvó el Caracas de ser barrido por el Magallanes.

Con una pequeña diferencia de dos carreras y la parte fuerte de la alineación magallanera  esperando turno fue que Juan Carlos Gutierrez se montó en la lomita en el 9no. Reggie Corona, el primero de los bateadores, lo recibió con un sencillo y un robo para ubicarse en la 2da. Al bate venía el siempre temible Pablo Sandoval, representando la del empate. Duelo grandeliga en el que Juan Carlos Gutierrez salió vencedor cuando Kung fu Panda conectó un fly al left. ¡Bien! Después tomó turno Richard Hidalgo, veterano de cuidado al que todavía le queda pólvora en el madero, que pacientemente consiguió un boleto a la primera. Se encapotaba el cielo caraquista. Venía “el soldado” Ryan, zurdo de peligro. Cuando parecía dominado -0 y 2- bateó un rolling que Guzmán (1B) agarró fácil y prefirió enviar rápidamente a 2da para hacer out a Hidalgo, y que luego, buscando el dobleplay, le fue devuelto tardíamente por lo que se llenaron las esquinas. Había tensión. En la televisión se veía a Sandoval, con la cara cubierta con una toalla amarilla, saltando y ligándole al Magallanes. De emergente entró Luís Landaeta, y dos bolas después dio un batazo con el que paralizó a todo El Universitario. Las 20.630 personas que asistieron al estadio quedaron silentes, expectantes: Era una tremenda línea entre center y left, que se veía realmente difícil de atrapar. Si la bola caía, el juego se empataba y cuidado si hasta se iba arriba el Magallanes. Ambos outfiles se movieron rápido, pero más Duarte, quien corrió como nunca en la vida y en el último segundo se lanzó, metió el guante y, para alegría de unos, tristeza de otros y asombro de todos, cogió la bola.

Clase de atrapada, dijo Efraín Ruíz Pantin; clase final, Alfredo Villasmil; de providencial la calificó Humberto Acosta; de jugadón, Mary Montes; y de inolvidable, todos los caraquistas. En nuestras mentes quedará, por largo, larguísimo tiempo, la imagen de José Duarte corriendo, lanzándose, atrapándola y parándose victorioso. Pasará a la serie platino de jugadas de último ining contra el Magallanes, junto a, por ejemplo, aquel triple barrebases del Guti Gutierrez con el que, luego de ir perdiendo 1-8, los dejamos en el terreno 9-8; o junto a aquel “chuchazo” de Guzmán que le puso fin a un juego que estuvo empatado a 4 hasta el décimo ining. Es que fue, simplemente, de colección.

Y eso que tuvo competencia, ya que la defensa caraquista se empeñó en lucirse ayer. Comenzando con Josh Kroeger, quien le puso fin al 5to ining atrapando por el center, pegado a la pared, un batazo complicado de Ryal; y continuando con Petit quien, también de manera espectacular, saltó y atrapó en el aire una dura línea de Robinson Chirinos que le pasó por encima. Esas, junto a la de Duarte, fueron jugadas claves para la victoria. Como clave también fue la turbulenta y descontrolada, pero, finalmente, efectiva actuación de Gustavo Chacín durante, oh cosa rara en la historia reciente del pitcheo abridor caraquista, 5.0 inings. En ellos sólo recibió 2 hits, permitió 1 carrera, propinó 1 ponche, y nos tuvo a los fanáticos rosario en mano, con las complicadas situaciones que se derivaron de los 7 boletos que regaló.

El relevo, ayer con menos trabajo que los otros días, se mostró aceptable. A 4 brazos –Uviedo, Gárate, Moreno y Gutierrez- permitió 5 hits, 1 carrera, ponchó a 2 y dió 3 boletos. Mención aparte para Orber Moreno, a quien le tocó entrar en una situación apremiante con par de hombres en posición anotadora, y que ponchando a Balentien y obligando a batear rollings a Erold y Elvis Andrus sacó el ining con un daño mínimo de 1 carrera.

De la ofensiva puede decirse que como siempre estuvo a la altura: 11 hits, 4 carreras. Con sus altos y sus bajos logró anotar lo suficiente para ganar el juego, destacando, ese sí, José “El Hacha” Castillo (de 4-3), que en el octavo dio un triple para aumentar la ventaja de 2 a 3 carreras, y darnos un poco más de tranquilidad para ese 9no ining inolvidable, en el que, repetimos, José Duarte fue el héroe. 


LA POLÉMICA

EL SQUEEZE PLAY QUE NO FUE: Luego de que José Castillo diera el triple que impulsó la cuarta carrera del Caracas, vino, sin out, una jugada extraña. José Castillo despegó de tercera a home y Marwin González abanicó un pitcheo. Castillo paró a mitad de camino y el cátcher magallanero, bola en mano, lo tocó y lo retiró. “El Hacha” salió con notable molestia para el dogout y el desconcierto fue general entre los que estábamos viendo el juego.

¿Qué sucedió allí? Todo indica que el mánager Hudgens ordenó un squeeze play, pero González se comió la seña y en vez de tocar la bola abanicó. Ahora bien, ¿era el momento para un squeeze play? ¿Para qué ordenar uno si no había ningún out en la pizarra? Esa es la gran pregunta que se hacen todos. La lógica indica que con hombre en tercera base y sin out es mejor dejar batear al que viene, ya que hasta con un mal batazo –rolling, fly- se puede capitalizar.

Otra cosa, dice la teoría que para el squeeze play se necesitan dos tipos de jugadores: un buen corredor, que tenga destreza para lanzarse y esas cosas; y buen tocador de bola. Creemos que José Castillo cumplía con creces la primera, pero ¿cumplía el novato González con la segunda? Quien lo haya visto tocar sabría.

LA ÑAPA

*Justin Ruggiano, quien como hemos comentado anteriormente ha comenzado a despertar, presenta record de 16-0 con hombres en base.

*Mala noche ofensiva la de Petit. De 4-0 con 2 ponches.

*Según comentaron el El Cerrador, se notaba que Gustavo Chacín tenía algunas molestias en el pie a la hora de lanzar.

*El Guti Gutierrez, de visita ayer en El Universitario, declaró que no jugará esta temporada con el Caracas.

*Ayer Josh Kroeger fue primer bate.

*Josh Thole no regresa al país, según confirmó Luís Ávila. Sin embargo, desde ya se hacen gestiones para que venga a jugar con el Caracas el año que viene…estará por verse.

*Tras el partido de ayer, la efectividad de Juan Carlos Gutierrez bajó de 13.50 a 9.00

EL TITULAR

“Caracas dijo basta. El Universal.

LA FRASE

“Cuando la pelota salió yo pensé que el center la tenía...cuando vi que estaba muy lejos dije: 'es mía o es mía'. Luego de que la atrapé quise ir a donde Gutiérrez y decirle: 'aquí está el juego'” José Duarte, el héroe de anoche.

EL TWEET

"Great game yesterday, played with a lot of energy, great defense, just the type of game we needed....." @dmhudgens, mánager del Caracas.

LA PRENSA

“Los números nos pueden ayudar a conseguir una razón que explique lógicamente qué le pasa a los melenudos. Claro, su récord es de 31 y 18 y ayer estaban a sólo un juego de la punta, pero esto no implica que deban desfallecer en su empeño por mejorar. Los relevistas tienen marca de 21-8 y efectividad de 4,56. Los iniciantes 10-10 y 4,63 de promedio de carreras limpias permitidas. Todo parejo a simple vista; la explicación pudiera estar aquí: los abridores han lanzado 200.1 capítulos contra 233.2 de los bomberos. "Uno debe ir poco a poco manejando el material que se tiene. Yo no voy a abusar de los brazos que tengo a mi cargo. Por eso creo que nuestros iniciantes deben sacar de 15 a 18 outs", explicó el manejador de los Leones.

Caracas perdió en menos de una semana a dos lanzadores de su bullpen: Miguel Soccolovich y Edwin Moreno. El primero contaba con marca de 4-1 y 2,87 en 12 juegos, todos como relevista. El segundo de los mencionados fue mandado a parar por Boston. Se fue con marca de 1-0 y PCL de 3,12 con 12 rescates en 12 oportunidades.” Extracto de la columna Quieto en primera de Alfredo Villasmil en Últimas Noticias, en la que se analiza lo que ha pasado con el pitcheo caraquista. (clic aquí )

LA NARRACIÓN

Y para cerrar con broche de oro, un audio para el recuerdo: La magistral narración de Fernando Arreaza de la atrapada de José Duarte. Pasión, emoción y sentimiento. Simplemente de colección.

lunes, 7 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

El Caracas no está en crisis...pero sí en alerta naranja

(Así se veía la pizarra anoche) 

Caracas 6-La Guaira 15

No resulta fácil analizar las cosas con frialdad cuando durante dos días seguidos se vieron en vivo y directo desde El Universitario las tremendas derrotas que sufrió el Caracas en manos de Navegantes del Magallanes y Tiburones de La Guaira. Sin embargo, vamos a tratar de hacer un esfuerzo. Ni el Caracas está en crisis terminal, ni tampoco lo de los últimos días ha sido una menudencia que le sucede a cualquier equipo. No. Lo del Caracas, si bien no es grave –o al menos no todavía-, sí es preocupante: de los últimos 9 juegos se han perdido 7, y en los últimos 2 juegos, ante Magallanes y La Guaira, nuestros rivales nos han anotado 28 carreras. 

¿La clave de las derrotas? El pitcheo en general, y el de relevo en particular. Aunque La Guaira con su muy encendida ofensiva esté empeñada en demostrar que a punta de batazos también se puede ganar, pitcheo sigue siendo el nombre del juego. Y es allí donde el Caracas, de la noche a la mañana, se ha ido a pique. En el caso de los abridores, promedian un total de 3 y piquito de inings lanzados, sin llegar siquiera a 4, ni qué pensar de 5; de hecho, el último abridor que llegó al 5to y ganó fue Gustavo Chacín...el 25 de noviembre. Esto ha obligado a usar temprano al relevo, el cual, quizás cansado, no ha respondido y se ha visto peor, incluso, que los abridores: los demás equipos nos han remontado 3 de los últimos 4 juegos, y los números de carreras anotadas o la efectividad colectiva de los bomberos son ho-rro-ro-sos -apenas los tenga los publico-. En fin, que actualmente tenemos nombres -Moscoso, Morales, Gárate...-, pero no hombres. El mánager los mueve bien, y jugadas que en teoría deberían salir bien, outs que se deberían hacer, bateadores que se deberían retirar y ceros que se deberían sacar, quedan en eso, en teoría y deber, porque en la práctica no salen.

Quizás lo único bueno de esta situación, es que está sucediendo ahora y no en el RR, momento en el cual un bajón de este tipo fácilmente significaría la eliminación del campeonato. Como sucedió temprano, se puede corregir temprano, y se pueden usar, además, diversos métodos: desde la importación, hasta probar a algunos pitchers de la paralela, pasando por cambios; vale todo teniendo la clasificación asegurada. Claro que clasificar de primeros sería lo ideal: nos garantizaría escoger mejores refuerzos y mantener el honor de estar por encima del Magallanes. Aunque eso, el honor, con Magallanes y La Guaira lo perdimos. La única forma de recuperarlo, creo, es ganando una final. 

EL JUEGO

Del juego de ayer, ¿qué les puedo decir? A destacar que por segundo día consecutivo Ruggiano dio jonrón; que a Jiménez de cather le robaron hasta la cartera; que Petitt parece que comienza a responder como segundo bate; que tal y cómo lo dijimos a Lissón lo sentaron y en su lugar estuvo cubriendo la antesala Mat Gammel, quien, a pesar de una genial atrapada para ponerle fin al 3er ining, demostró que puede cometer errores semejantes a los de “El Inca”, ya que un rollingcito para dobleplay le pasó por entre las piernas y ni cuenta se dio; que Oliviero tiene una slider muy buena, pero que le hace falta un tercer pitcheo, ya que facilito lleva a los bateadores a 0-2 o 1-2 y luego se complica la vida; que definitivamente ver a Josh Thole bateando es todo un espectáculo, sobretodo cuando lo tienen en 2 strikes y se agacha de una manera que cubre toda la zona y es, prácticamente, imponchable; que Castillo tiene una notable mala suerte para batear a las manos del pitcher; que nuevamente los movimientos de Hudgens parecen correctos, pero no salen; y que, en fin, nos dieron hasta con el tobo.

| | 0 comentarios

Cuando al Caracas se le pierde un 3er out contra el Magallanes...


CARACAS 4-MAGALLANES 13

No sé si es un sortilegio gitano, turco o qué, pero cuando al Caracas se le pierde un tercer out contra el Magallanes, es que se le pierde. No hay Sherlock Holmes, ni Hércules Poirot que lo encuentre, sino muchas carreras después. Y ayer, nuevamente, se volvió a desaparecer.

Ganando 3-1 en el 5to ining, con 2 outs y Andrus embasado por boleto, a Jhoulys Chacín le tocaba retirar, a juro y porque sí, a Reggie Corona. Sin embargo, el lanzador de los rockies se complicó y le terminó regalando un boleto a primera. Y allí, en ese preciso instante, con ese boleto, fue el principio del fin caraquista. Tal y como si estuviéramos viviendo un deja-vu, los asistentes al estadio vimos con horror cómo nuevamente Pablo Sandoval abría las compuertas del triunfo magallanero, no con un machuconcito, cómo sucedió en el juego pasado, sino con sencillo por el center con el que anotó Andrus y con el que Corona llegó a la antesala. Lo siguiente ya estaba cantado, ya era sabido, ya había pasado: una lluvia de batazos en la que sólo faltó un triple para que los magallaneros lograran la escalera, con su consecuente lluvia de carreras, que se totalizaron en media docena. No fue sino con un fly de Montero al center que apareció el tercer out del ining. Pero el daño estaba hecho.

Perdiendo el juego por 4 carreras en el 5to ining, el Caracas tenía que hacer 2 cosas: sacar los ceros y comenzar a descontar. Y durante los dos inings siguientes, el grandeliga Armando Galarraga, no sin sobresaltos, hizo la tarea y los sacó, pero la ofensiva, teniendo chance, no respondió: en el 6to, con 1 out, Kroeger sonó un doble, Lissón consiguió boleto, pero Melián –en sustitución de Padrón ¿?- y Ruggiano se poncharon: uno tirándole y el otro sin tirarle; luego, en el 7mo, también con 1 out, Thole se embasó, pero Petitt y Guzmán se poncharían tirándole. Ya en el 8vo, el pitcheo comenzaría a olvidar que la misión era sacar el cero: Orber permitió 2 carreras. De la ofensiva, qué hablar, teniéndola volvió a desaprovechar una buena oportunidad: Castillo abrió el 8vo con jonrón, luego Kroeger dio doble, Lissón se ponchó, Melian se embasó con hit y hubo cambio de pitcher; era una muy buena situación para iniciar un rally, pero Ruggiano y Ryal lo matarían con sendos ponches. Llegado el 9º, el alzheimer del pitcheo sería crónico -4 carreras permitió Franklin Morales- y la frialdad de la ofensiva, polar –Thole, Petitt y Guzmán se irían por la vía del 1-2-3-; con ello se le pondría fin a un juego para el olvido con el que, aparte de apaleados, perdimos el primer lugar y ante esa gentecita...

LA ÑAPA

Todo parece indicar que Justin Ruggiano está, ¡por fin!, despertando. Ayer, abrió la parte baja del 3ro con un jonrón solitario.

Por cierto, Ruggiano volvió a protestar ayer el pitcheo con el que lo poncharon en uno de los últimos inings.

Brad Knox fue botado oficialmente del equipo.

Marco Scutaro, el original, no recibió permiso de los Medias Rojas para jugar en Venezuela, pero Thole sí recibió el de los Mets para volver. Todo se compensa.

José Castillo -con .444, 3 jonrones y 8 impulsadas- fue escogido como jugador de la semana.

LA POLÉMICA

¿FUERON INCORRECTOS LOS MOVIMIENTOS DE HUDGENS?: ¿Erró Hudgens con el movimiento de los pitchers en el 5to ining? He escuchado algunas opiniones al respecto, sin embargo viéndolo detalladamente creo que el mánager caraquista obró de forma correcta, pero, nuevamente, con resultados incorrectos. Luego de sacar a Chacín puso a Edgmer Escalona a que le pitcheara a Richard Hidalgo. Derecho contra derecho, ¿alguna objeción? No creo. Sin embargo la jugada no salió bien e Hidalgo le dio un doble. Inmediatamente después trajo al zurdo Victor Gárate a enfrentar a otro zurdo: Michael Ryan. Pero le volvió a salir mal. ¿Mala jugada? No. Ahora, el acento se puede poner en si se debió dejar que Chacín le pitcheara a Sandoval, o se le debió sacar luego del boleto a Corona. Interesante asunto.

LA RECOMENDACIÓN

La verdad no tengo los números en la mano, y los siguientes comentarios se basan más en mi novata apreciación de los últimos juegos, que en las siempre confiables estadísticas. Aclarado esto, tengo la impresión de que Gregorio Petitt debería bajado en el lineup, ya que está bateando y se está embasando muy poco para ser 2do bate. El otro es Lissón, quien, teniendo y habiendo demostrado gran capacidad de bateo, prácticamente está regalando los outs. No sé si es exceso de presión o qué, pero quizás bajándolos un poco se obtenga un mejor resultado, digo yo... 

Por cierto, ya que hablo de Lissón, la verdad no lo vi nada bien en el juego de ayer contra Magallanes. Hubo un par de jugadas donde se complicó fildeando y no pudo sacar los outs, además de la ya comentaba baja en la productividad ofensiva. ¿Descansarlo un tiempo? Sabrá el mánager.

LA PRENSA:

Acta dejó frases sin desperdicio. "Aquí comenzó todo para mí", titulamos el viernes. Pero hubo más. Como cuando dijo: "Me encantan los pollos de Arturo’s, pero no podía entrar a comer, debido a la fanaticada caraquista". O: "Yo le debo todo a Venezuela. Y le debo como 20 victorias a los Leones". "Antes de ir al Licey y lidiar con un Luis Castillo, ya lo había hecho aquí con Alex González; antes de dirigir a los grandeligas dominicanos, ya había dirigido aquí a Bob Abreu y Ugueth Urbina. Mi experiencia con el Caracas permitió tener éxito luego en Dominicana y poder dirigir en el Clásico Mundial".” Extracto de la columna El Emergente de Ignacio Serrano, ayer en El Nacional, recordando a Manny Acta (el texto completo aquí).

"Leones cuenta con (…) peloteros consolidados como José Castillo y Jeús Guzmán, combinados con jóvenes promesas como Raúl Padrón, Mario Lisson y Gregorio Petit. Equipo que quizás depende más de sus importados, pero que igualmente tiene piezas criollas como Jackson Melián, César Quintero, José Duarte y José Lobatón, para venir de la banca cuando es necesario a hacer el trabajo. En el pitcheo están probablemente sus mejores armas del presente y el futuro, Franklin Morales, Juan Gutiérrez, Gustavo Chacín y Armando Galarraga son todos lanzadores del momento, mientras que Jhoulys Chacín, Héctor Rondón, Víctor Garate y Edwin Moreno, son todos figuras del futuro que dan sus primeros grandes pasos. 

Es por esto que la lucha por el primer lugar es tan importante esta temporada, quién mantenga la punta entre estos dos colosos de la LVBP se llevará, en teoría, los mejores refuerzos y probablemente, quién refuerce mejor sus líneas en la etapa cumbre de la temporada, será quién tenga la mejor oportunidad de llevarse el campeonato. Extracto de la columna Squeeze Play, de Guillermo Yaber Llanos, en Meridiano.

LA FRASE: “Fui bendecido por haber podido dirigir a dos de los más grandes equipos del Caribe: Caracas y Licey”

domingo, 6 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

...y el sol sale para todos

LEONES 6-TIGRES 2

Después de la noche de horror contra La Guaira, al Caracas las cosas le salieron bien ayer. El pitcheo respondió, la ofensiva la botó del parque dos veces, dejamos en terapia a los Tigres, perdió el Magallanes y recuperamos la punta. Aquí los tipcitos del juego, ya que no lo pude ver ni escuchar:

*Con esta derrota, los Tigres se ven obligados a ganarle 3 juegos seguidos a Cardenales.

*En total sólo usamos 3 pitchers en todo el juego. Un tercio de los usados en el juego contra La Guaira.

*Jason Cromer tuvo una buena salida. Aunque sólo fueron 4.1 inings, en ellos sólo permitió 1 carrera, recibió 2 hits, ponchó a 3 y dio 1 boleto.

*José Ortegano tuvo un gran relevo de 3 inings en los que sólo permitió 1 hit, 1 carrera, dio 1 boleto, pero ponchó a 4.

*Raúl Padrón, que jugó en 1ra, se fue de 3-2 y en el 9no ining conectó por el right su octavo jonrón de la campaña.

*José Castillo también la botó del parque con hombre en base. Fue en el 6to ining.

*"El Chucho” Guzmán fue bateador designado. De 4-1 con 1 ponche. 

*Otra mala noche para Kroeger: de 4-1 con 3 ponches.

*La nota discordante la puso la defensa: 4 errores cometidos.

*Magallanes perdió y recuperamos la punta en solitario.

LA POLÉMICA:

Por segundo día consecutivo fue botado del juego uno de los importados, por protestar los pitcheos cantados strike. En esta ocasión fue Justin Ruggiano, quien, en el 5º ining, cuando el umpire cantó el strike con el que lo poncharon sin tirarle, protestó y lo mandaron para afuera. Similar situación sucedió la noche anterior con Mat Gamel en el juego contra La Guaira. ¿Qué está pasando?

LA PRENSA:

En los últimos tres cotejos el segundo staff de relevista más efectivo de la liga (4.15 de porcentaje de carreras limpias permitidas por cada nueve innings, únicamente superado por los relevistas de los Navegantes del Magallanes) ha sido castigado recibiendo 13 carreras limpias en 16.2 actos (7.02 de EFE) y llevándose entre pecho y espalda dos de los últimos tres descalabros (Jhoulys Chacín perdió se llevó la otra derrota pesar de lanzar seis innnings sin carreras limpias).”. Bullpen que preocupa, Octavio Hernández, diario Líder.

sábado, 5 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

Cuando el Caracas rozó la gloria y cayó en el infierno


Leones 9-Tiburones 11

Felicidad, eso era lo que se vivía, oía y sentía en el estadio. Hacía tres horas todos éramos unos ilustres desconocidos, pero en ese momento, más que panas, ya nos sentíamos como hermanos. Unidos por un indisoluble vínculo –el ser caraquistas- compartíamos todos la misma alegría y la misma euforia. Reíamos a carcajadas, saltábamos, chocábamos las manos, gritábamos, aplaudíamos, cantábamos y hasta nos abrazábamos. Por un momento fuimos felicidad colectiva, gozo masivo en estado puro, una burbuja de júbilo. Por un momento el mundo fue perfecto.

A mi derecha, Lezama, con sus noventa y dele, bailaba. En la pantalla del estadio, Coquito, el de “Contesta Tío Simón”, andaba vuelto loco y se soltaba el pelo, y bailaba tambores. En la cabina de transmisión el anunciador oficial no dejaba de repetir el Leoooooooo, Leoooooo, Leoooooo de siempre. Y en las afueras del dogout del Caracas, del cual estaba prácticamente pegado, Josh Thole era recibido como un héroe. Sí, estábamos en el 9º ining y el Caracas había empatado a 9 con un doble de Thole.

Con Petitt al bate y la de dejar en el terreno a Tiburones en la segunda base, parecía que se iba a cumplir el sueño. Sin embargo, más nunca estaríamos tan cerca de éste. Con un rolling a tercera falló nuestro shortstop para el tercer out del ining. A pesar de ello, las cosas parecían estar bajo control y todos sentíamos la victoria como nuestra, más cuando la parte alta del décimo la sacamos facilito por la vía del 1-2-3. En la baja de éste, el Chucho se embasó con un hit, luego “El Hacha” bateó un rolling con el que hicieron out en segunda a Guzmán, pero que le permitió llegar a salvo a primera y más tarde a la segunda, la cual se robó. La “Pesadilla”, entonces, recibió boleto. Había dos en base, 1 out, y en el plato estaba “El IncaLissón. Todo era cuestión de un batazo. Ya estábamos rozando el cielo. Pero el bate se partió y lo que salió fue un mortal rolling al short con el que la defensa guairista sacó facilito un dobleplay.

Llegaba el onceavo capítulo, el cual asumimos con algo de seguridad ya que en la lomita entraba Juan Carlos Gutierrez. Mucho grandeliga para que se acabe aquí el juego, pensamos. Sin embargo, Oscar Salazar nos madrugó ese pensamiento con un tremendo doble por el left. Luego vino Wilfredo Romero, a quien desde aquel grand-slam del viernes pasado le hemos empezado a temer un poco, y falló con un flycito al short; después Paisano, que en el noveno la había botado del parque, emularía a Romero con un fly, pero mucho más lejos, tanto, que permitió que Salazar llegara a la tercera. La esperanza era que había 2 outs. Winkleman González estaba bateando, recibió un leve pelotazo y le llegó el turno a Renny Osuna, al novato Renny Osuna. Todo era cuestión de un rolling, de un ponche, de un fly. Sólo había que sacar 1 out. Y lo sacamos en tercera, pero ya con dos carreras encima gracias a un tremendo doble de Osuna.

Quedaban tres turnos al bate, pero la cosa se veía cuesta arriba. Otra remontada hubiese sido épica, histórica, una epopeya a la gloria de los bates caraquistas. Pero era demasiado. El debutante Matt Gamel, un asustado Lobatón y el eterno Ruggiano se poncharon tirándole. Y todo se terminó. Pasamos del cielo al infierno. De Nueva York a un ghetto africano. De primeros en la tabla a segundos después de Magallanes. De no haber perdido nunca dos juegos seguidos, a perder el tercero en línea. De estar sobrados a preocupados. Y de tener a Dios agarrado por la chiva, a comenzar a rezarle pidiendo que nos vea.

LA POLÉMICA

LA INMERECIDA CONFIANZA EN CUBILLÁN: Cuando ayer el mánager Hudgens tomó la decisión de poner a pitchear en el tercer ining a Darwin Cubillán no fuimos pocos los que arrugamos el entrcejo en señal de desaprobación. Pasados algunos minutos, el derecho nos daría la razón: con las bases llenas recibió un doble de Rafael Álvarez con el que entraron dos carreras. Luego, le dio un boleto a Winkleman González, para inmediatamente recibir un sencillo por el center con el que entraron otras dos. ¿Hasta cuándo le dan chance? ¿Por qué tanta confianza en él?

¿PONER UN CORREDOR EMERGENTE POR THOLE?: Después del tholetazo con el que se empató el juego en el noveno, José Duarte entró como corredor emergente por Josh Thole, y luego José Lobatón lo sustituiría en la receptoría. El cambio, de por sí, fue bastante extraño, y además se notó lo malo del mismo cuando en lugar de un Thole encendido, el que entró a batear en el ining once fue un frío José Lobatón, en un turno donde además la presión era máxima.

EL PITCHEO, ¿LA FORTALEZA?: La pregunta lo dice todo.  

LA ÑAPA

Noche para el olvido la de Mario Lissón: 5-0 con 2 ponches y 2 batazos para dobleplay.

Después del descalabro de las noches anteriores, Guillermo Moscoso tuvo una salida aceptable: 1.2 inings sin hits ni carreras, 1 boleto y 0 ponches. Eso sí, los flys que le batearon fueron duros y lejos.

Un inusualmente irritado Luis Ávila dijo que el domingo se anunciaría cuál sería la suerte de Brad Knox, pero que si por el fuera ya no lanzaría más con el equipo.

9 pitchers usó el Caracas ayer.

LA PRENSA

"“Henry es caraquista, Henry es caraquista” ruge el leonino aforo. Sin duda, tributo de una memoria donde danzan los episodios cruciales que llevaron a la conquista del título de Liga y la coronación en la Serie del Caribe. No en balde, además, fueron 18 años de melena larga e intimidatoria. Hizo de todo. Lo dio todo." José Visconti, comentando en Meridiano los cantos de la fanaticada caraquista a Henry Blanco.

EL TWEET

Los ricos también lloran. #Leones pierden 3 en fila x 1a vez este año, ponen a Brad Knox a dormir en Maiquetía y #Magallanes pasa a la punta: @ignacioserrano

viernes, 4 de diciembre de 2009 | | 0 comentarios

"Henry es caraquista"


Leones 6-Bravos 9

Henry es caraquista” se escuchó ayer, entre aplausos, cuando el ahora jugador de los Mets la sacó por segunda vez del Estadio Universitario ante los Leones del Caracas. Fenómeno interesante para sociólogos y psicólogos sociales, mancha de pureza en la negritud que envuelve el estereotipo del “ingrato” fanático caraquista, y broche de oro para cerrar el día perfecto del ex capitán del Caracas, que desde el año 2003 no la sacaba del parque dos veces.

El béisbol, dicen, es caprichoso. Pero lo de anoche no fue capricho, fue, si me lo permiten, justicia. Ni Henry Blanco es un slugger, ni está bateando ahora lo que nunca bateó en su vida. No. El de anoche era el mismo Henry de siempre, el buen cátcher que tiene postgrado, doctorado y maestría en eso de descifrar bateadores y dirigir pitchers, pero que no destaca bateando. Sólo que el béisbol, a modo de reivindicación, quiso que le pusiera fin a una sequía bijonronera de 6 años ante los Leones del Caracas. Y así pasó.

El de anoche fue un juego de jonrones. En el primer ining, Castillo la sacó del parque por el center con dos en base; luego, en el tercero, René Reyes haría lo propio, también con dos en base y por el center; inmediatamente después, en el cuarto, vendría el primero de Blanco;  cuatro inings más tarde, en el octavo, Jesús Guzmán daría un tremendo Chuchazo por todo el medio –puedo jurar que si no es el más grande que he visto, está entre esos-; y finalmente, en el octavo, Blanco le pondría la guinda a la torta por el left. Se cuentan en 5 los bambinazos de anoche, los cuáles trajeron, en total, 9 carreras: 4 para Caracas y 5 para Bravos.

De allí que no haya sido la noche de los pitchers en general, y de los abridores en particular, ya que ninguno llegó a la tercera entrada: con 2.1 inings lanzados, 5 boletos, 2 ponches y 4 carreras permitidas, sacaron a Michael Tejera; y con 2.2 inings lanzados, 5 carreras permitidas, 2 ponches y 1 boleto, Hudgens hizo lo propio con Gustavo Chacín.

De jugadas a destacar, podría mencionar los 2 outs en la goma que hizo el Caracas –siempre es emocionante gritar ese out en el estadio-, y una de bateo y corrido con la que Castillo llegó de primera a tercera. Sin embargo, ninguna opacó los dos jonrones de Henry. Lo dicho, fue su noche. 

LA POLÉMICA

LOS APLAUSOS A HENRY BLANCO: Aplaudirlo o no aplaudirlo, he allí el dilema de los caraquistas. Hay unos que no y hay otros que sí. Hay quien lo critica y hay quien lo hace. Hay argumentos en contra y hay argumentos a favor. Unos dicen que no se debe y otros que sí.

Yo pecador me confieso haber juntado mis palmas sonoramente cuando el ex-capitán del Caracas estuvo al bate en el juego de ayer. Y lo hice como un acto de reivindicación, ya que soy de los que considera que Henry Blanco no debió salir del Caracas, y menos por la puerta de atrás. Siempre me parecerá que la gerencia de aquél entonces, que descuidó al equipo una barbaridad puesto que sólo estaba pendiente de vender franelas, fue sumamente ingrata con un jugador que era sinónimo de los Leones del Caracas, y cuyo único pecado fue abrir la boca y decir: aquí pasa esto. Por eso lo aplaudo cuando batea, es mi manera de agradecerle haber dado la cara por el equipo cuando todos se escondían, y haber hablado cuando todos callaban. Después de aquellas declaraciones hubo un terremoto del cual salió el Caracas de las últimas temporadas, quizás la historia hubiese sido distinta si no se decía nada.

LA ÑAPA

Extraño debut el de Matt Gamel: Entró en el 7mo ining, perdiendo el Caracas por 4 carreras. Se fue de 2-0 con 1 ponche.

Parece que Ruggiano mejora: ayer de 4-3 sin ponches. En 267 está su average.

Noche de olvido para “La Pesadilla” Kroeger: de 3-0 con 2 ponches :O

Magallanes perdió 14-1 contra Cardenales, por lo que el Caracas sigue en el primer lugar.

Medio vacío se encontraba "El Universitario" anoche. Tanto, que los delincuentes de las entradas, léase: revendedores, dejaban las entradas en silla en 40 BsF.

LA FRASE

Es un sentimiento muy bonito, la gente no olvida lo que yo hice para este equipo
Henry Blanco, al ser consultado en Líder acerca del cántico de la fanaticada caraquista.